menu_classic.png
SELECTOR DE PAÍS
esEC

¿CÓMO FUNCIONA EL SISTEMA NERVIOSO?


 

El sistema nervioso  es parte de nuestro cuerpo y nos ayuda no sólo a percibir, integrar y responder al mundo que nos rodea, sino también a enviar, recibir e interpretar información de todas las partes de nuestro cuerpo. De hecho, el sistema nervioso monitorea y coordina tanto las acciones voluntarias como caminar y que decidimos hacer en forma consciente y las actividades involuntarias, como la respiración y la digestión, que suceden sin una decisión propia. 

Se puede dividir en dos partes:

 

  • El sistema nervioso central (SNC) que incluye al cerebro y la médula espinal

  • El sistema nervioso periférico (SNP) que es el sistema nervioso que se encuentra fuera del cerebro y la médula espinal

Las células nerviosas, llamadas neuronas, son las céluas que constituyen el tejido nervioso de lo cual está hecho el sistema nervioso. Trabajan a través de una combinación de actividades químicas y eléctricas, permitiendo la transmisión de señales en nuestro cuerpo.

 

Componentes sencillos para un funcionamiento complejo 

 

El  sistema nervioso periférico  esta formado por millones de nervios, llamados nervios periféricos, unidos unos a otros o a músculos o a receptores, a través de todo nuestro cuerpo.

Puedes imaginarlos como una serie de cables eléctricos o telefónicos que conectan a tu cerebro con el resto del cuerpo permitiendo la comunicación entre ellos.

Las fibras nerviosas son como cables que transmiten impulsos nerviosos a lo largo del cuerpo.

Estas fibras están cubiertas por una sustancia llamada mielina. La mielina protege las fibras nerviosas y ayuda a que los mensajes viajen con mayor rapidez a lo largo de las neuronas.

Los nervios siempre se encuentran trabajando y tienen diferentes direcciones, por ejemplo, cuando tocamos algo caliente, algunos nervios envían la información desde los dedos hasta el cerebro (sistema nervioso central) para percibir la sensación de calor. Cuando el cerebro recibe esa información elabora la orden de retirar los dedos. Otros nervios llevan este mensaje a los músculos de la mano. ¿El resultado? no nos quemamos. La dirección no es la única forma en la que podemos clasificar a los nervios, su función específica también es importante. Cada grupo de nervios sabe exactamente que hacer:     

 

  • Los nervios motores coordinan los movimientos voluntarios del cuerpo estimulando a los músculos.
  • los nervios sensoriales reaccionan a los estímulos externos y nos permite sentir calor, frío y dolor;
  • los nervios autónomos regulan las funciones involuntarias como los latidos del corazón, el sudor y la digestión e influyen directamente en la actividad de los órganos internos. 

 

ARTÍCULOS RECOMENDADOS PARA TI


Está a punto de abandonar el sitio web de Neurobion y será redirigido a un sitio web externo. ¿Quieres irte?